¡Por allí resopla!

Cuando los cetáceos suben a la superficie para respirar, expulsan un soplo que es visible incluso desde varios km de distancia. Ese soplo era la primera señal que veían los vigías, para rápidamente avisar a las tripulaciones de la presencia de ballenas en la costa.

Sigue leyendo →

La ballena franca

La especie que capturaban los pescadores del Cantábrico era la ballena franca (Eubalaena Glacialis), que durante los meses de invierno se desplazaba cerca de nuestras costas. También se le llama ballena vasca, porque fueron muy abundantes en el Golfo de Vizcaya, y los marineros vascos fueron grandes balleneros.

Sigue leyendo →