La Prehistoria Historia de las personas y las cosas

La prehistoria es la época que dura desde la aparición de los seres humanos hasta que se inventa la escritura. De ahí viene la palabra prehistoria: al ser anterior a la escritura, las personas que vivieron en esa época no dejaron ningún escrito.

El Paleolítico

Los primeros seres humanos aparecieron sobre la Tierra hace muchos miles de años. Eran nómadas, es decir, cazadores que no vivían en un sitio fijo, y se trasladaban de un lugar a otro buscando buena caza.
Se alimentaban de carne y plantas silvestres, y utilizaban las pieles de animales para vestirse.
Fabricaban herramientas simples (hachas, arpones, rascadores, puntas de lanza,…) con piedras, hueso y maderas.

También hacían pinturas en el interior de cuevas. Pintaban los animales que cazaban, y se fabricaban los colores con arcilla, tierras o cenizas disueltas en agua, o grasa de animales.
Se cree que estas pinturas no sólo eran decorativas, sino que tenían un significado mágico.

En el dibujo de abajo puedes ver un asentamiento de cazadores a orillas de un río. Allí se dedicaban a la caza, la pesca, y a recoger frutos silvestres, hasta que decidían moverse a otro lugar.

Las viviendas eran tiendas construidas con madera y pieles. Se calentaban con fuego, y cocinaban los alimentos.
Fíjate también en los primitivos utensilios que fabricaban: hacha, lanzadera, aguja, cuchillo, rascador, arpón,…
A esta época de la prehistoria se le llamó Paleolítico. En la actualidad, conocemos cosas sobre la prehistoria a través de los restos que se han encontrado: armas, herramientas, huesos, pinturas, …, etc.

El Neolítico

Hace Unos diez mil años, los hombres primitivos cambiaron su forma de vida. Descubrieron la agricultura, y comenzaron a producir sus propios alimentos plantando semillas para obtener cosechas. Eso les obligaba a permanecer en el lugar en el que estaban las tierras de cultivo. Así, aparecen los primeros poblados.

A partir de ahora, ya no serán nómadas, y además de cazar animales salvajes, también se dedicarán a criar animales domésticos, es decir, a la ganadería.
En los poblados, todo el mundo trabajaba. Era necesario sembrar y cosechar los cultivos, cuidar de los animales, preparar las pieles para los vestidos, hacer utensilios y herramientas …, etc.
También aparecen los primeros recipientes de cerámica, que hacían con el barro que tenían a su alcance.
A este período de la prehistoria se le llama Neolítico, y los utensilios y herramientas son mucho más perfeccionados que en la época anterior.
Las viviendas se hacían con materiales poco duraderos, como cañas, barro, madera y paja, y por eso no se conservan en la actualidad.

Reconstrucción de un poblado neolítico.

Pero las construcciones importantes se hacían de piedra. Han llegado hasta nuestros días algunos monumentos llamados megalíticos, como los menhires o los dólmenes. En Carreño podemos encontrar dólmenes en Monte Areo.

Conjunto megalítico de Stonehenge (Inglaterra).

RECUERDA:

  • En el Paleolítico, las personas eran nómadas, se dedicaban a la caza y a la pesca, y fabricaban algunos utensilios de piedra tallada.
  • En el Neolítico, descubrieron la agricultura y la ganadería, se asentaron en poblados, y los utensilios que fabricaban eran más avanzados, como los recipientes de cerámica.
>> Descarga el documento (PDF).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *