El cormorán

Una de las aves que vimos detenidamente con los telescopios fue un ejemplar de cormorán grande. Este es el tipo de cormorán más frecuente en nuestras costas, aunque también se encuentra el cormorán moñudo.

El cormorán es un ave grande, de aspecto torpe y color negro, salvo la garganta, que es más clara. Tiene el cuello largo y grueso, el pico prominente y gris, y las patas negras. En la base de la mandíbula inferior tiene una zona sin plumas, de color amarillo-anaranjado, que alcanza casi los ojos.

El cormorán grande pasa mucho tiempo posado en rocas o árboles, con las alas abiertas para dejar secar su plumaje.

 

Vive en lugares acuáticos, tanto de la costa como del interior, dulces o saladas, siempre que alberguen buenas poblaciones de peces que le sirvan de alimento. Puede capturar peces de gran tamaño, que pesca mientras bucea.

En esta infografía de La Voz de Galicia puedes ver algunas cosas más sobre este ave:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *