La memoria fotográfica Bosquets y Muñiz, dos pioneros de la fotografía

Una de las fuentes más importantes para conocer la historia contemporánea es la fotografía. Hace más de cien años que se inventó, y por lo tanto, las fotografías de esa época nos ayudan a conocer mejor cómo eran las personas y las cosas entonces.

Eduardo Bosquets y Alberto Muñiz fueron dos fotógrafos aficionados, que vivieron en Luanco a principios del siglo XX. Cada uno tenía su trabajo; Bosquets era abogado, y Muñiz profesor del instituto y empresario, dueño de un cine y teatro. Pero los dos tenían una gran afición: la fotografía.

En aquella época casi nadie tenía una cámara de fotos, y el procedimiento era bastante más complicado que ahora. Las cámaras eran mucho más grandes, y no era fácil revelar y pasar a papel las copias. Muchas fotos de la época se publicaron en forma de tarjetas postales, y también en revistas y programas de festejos. Por supuesto, siempre en blanco y negro, o en un tono marrón llamado sepia.

Gracias a Bosquets y Muñiz (y también a otros fotógrafos) podemos conocer cómo era Gozón entonces: los lugares, la gente, los oficios, los festejos y los sucesos de hace cien años. Y para muestra, esta galería:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *